sábado, 8 de septiembre de 2012

La traducción que se convirtió en iniciativa

Este estío, durante los meses de julio y agosto, he realizado prácticas en dos instituciones, UPUA y AEPUM, traduciendo sus páginas web. 

180 horas de puro goce y disfrute traductológico. 63.000 palabras más a mis espaldas. 128 documentos completamente traducidos. Como se dice en el campo del videojuego, he subido varios niveles y ahora tengo un bonus a habilidad de traductor.  =D

Al terminar mi período de prácticas visité la Sede de la Universidad de Alicante para tener una charla de despedida con mi jefa de prácticas, Nuria Ruiz Armero

Dispone de un currículum impresionante y además, es un sol. Siempre ha tenido palabras de ánimo para mí. Por ambas cosas, quise realizar una entrevista como experiencia adicional a las prácticas preprofesionales. Me interesa reunir experiencia para cuando salga a la calle con el título bajo el brazo y me hunda en un océano de tarifas e incertidumbres.Y qué mejor que una traductora experta para pedir consejo. 

Ahora paso a realizar una transcripción de la charla:

Luis: ¿Cómo entraste al mercado de la traducción?
Nuria: Yo empecé con la Universidad de Alicante, a través de relaciones internacionales, gracias al antiguo programa Sócrates. A partir de ahí me involucré en los proyectos internacionales. Estuve en el extranjero, en Alemania...
Luis: ¿De Erasmus?
Nuria: Sí. Me gustó muchísimo la experiencia y al volver a España empecé los estudios de Traducción e Interpretacion de Alemán. 
Luis: Entonces, ¿tú empezaste como administrativa y te pasaste a la traducción?
Nuria: En las funciones en la Universidad sí. Cuando entré en la Universidad tenía filología inglesa y gracias a esos conocimientos empecé a relacionarme con el mundo internacional. Proyectos e intercambios. 
Luis: ¿Traduces también del español al inglés? 
Nuria: Sí, en las funciones que desempeño diariamente en mi puesto de trabajo, pero no como traductora... También soy traductora jurada de alemán. 
Luis: ¿También tienes un mercado como autónoma? 
Nuria: No, no ejerzo. 
Luis: ¿Por qué?
Nuria: Porque con mis funciones ya tengo más que suficiente. Tengo un niño de tres años que me conlleva toda mi franja horaria fuera de la jornada laboral. Es un título que tengo, expedido por la Universidad de Alicante, tras haber superado la carrera, pero no ejerzo. Sí que tengo que decir que he realizado traducciones como favor para amigos que se han tenido que ir. 
Luis: ¿Cómo fue tu primer trabajo?
Nuria: A través de una oposición a la Universidad de Alicante, en la que no conseguí la plaza. Me quedé en bolsa, me llamaron de bolsa y empecé a trabajar. 
Luis: (con esperanzas) Mmm... ¡Fácil!
Nuria: Sí, fácil. Cuando llevaba unos años trabajando para la UA, surgieron unas plazas de técnico de proyectos internacionales y opté a una. Ése es actualmente mi puesto de trabajo. 
Luis: ¿Y cuáles son tus funciones?
Nuria: Todo lo relacionado con el ámbito internacional. En concreto, en el servicio de la Universidad Permanente. Desde gestión de proyectos, pasando por convocatorias y traducción de páginas web hasta reuniones internacionales. 
Luis: Pues nada. Muchas gracias por la información.
Nuria: De nada. 

Mi informe de prácticas ha sido muy positivo. Siento que he aprendido más en dos meses que en todo un año de carrera, en lo que respecta a capacidad de traducción. Un buen traductor se forja a base de práctica. Por ello, no entiendo cómo es posible que sean optativas (desconozco la situación en otras universidades). Deberían ser obligatorias en cualquier universidad. Es cuestión de lógica. Si quieres aprender el oficio, ponte manos a la traducción.

Si eres estudiante de Traducción e Interpretación de Inglés en Alicante, desde aquí te recomiendo estas prácticas. Te aseguro que vas a recibir el mejor trato. 

Mientras que traduces, aprendes. Y cuando aprendes, descubres ideas magníficas. Y de ahí pasas a realizar iniciativas. Algunas de tus traducciones pueden llevarte a realizar cosas insólitas y aportar algo positivo a este mundo. Al traducir un documento sobre Bookcrossing, me pareció buena idea implantar y promover este movimiento en la Universidad de Alicante. 

Liberación de libros
Para el que no lo conozca, el Bookcrossing es un movimiento internacional que promueve el intercambio desinteresado de libros en lugares accesibles al público, con la esperanza de que cualquiera los recoja, lea y mantenga en constante circulación. Hablando en plata, su principal función es que tus libros no cojan polvo en la estantería.  

Por ello, he creado una cuenta en Facebook para que toda la UA se percate de la iniciativa. Por ahora, somos más de 300. Espero que el número aumente al comenzar el curso. Además, disponemos de una estantería en la Biblioteca General, para todo aquel que prefiera dejar su libro liberado allí. Sin embargo, la iniciativa no es muy conocida, así que, por favor, si eres alumno de la Universidad de Alicante, difunde la noticia

Si no eres de Alicante, exporta la iniciativa a tu zona. Este movimiento es algo personal. Tú decides cúando, cómo y qué libros compartes. 


¡Larga vida a las buenas iniciativas para conseguir un mundo mejor!  :)

8 comentarios:

Inés dijo...

Muy interesante. La verdad que yo también creo que esas optativas deberían ser obligatorias. Ahora con el plan bolonia creo que las horas de prácticas son obligatorias (algo bueno tiene que tener ese plan), así que no hay problema. Creo que mucha gente se mete en traducción por motivos muy distintos y que no a muchos le llega a gustar esta carrera una vez finalizada y creo que es una pena muy grande tanto sufrimiento para nada. Además visto la calidad de muchos docentes que hunden más que altivar nuestras ganas de ejercer y traducir, estas prácticas te dan un golpe con la realidad y muchas veces el balance suele ser MUY positivo.
Yo, que soy así de sutilezas, hice las prácticas de algo que pensaba que no me iba a gustar: interpretación. Estuve en el hospital de San Jaime de intérprete durante un mes y la verdad: me enamoré. Me enamoré de mi trabajo, le vi la utilidad que yo venía buscando desde que me interesé por esta carrera (mi ideal es que el idioma no sea un obstáculo para el entendimiento entre personas, cosa que a veces es tan complicado incluso hablando la misma lengua). Además de que haces muy buenas relaciones, en mi caso no solo con los compañeros sino además con los enfermos. Vamos, todo un papelón a la hora de ver si realmente estás hecho para esto.

Por otro lado lo de la iniciativa del Bookcrossing lo veo bien si esto no fuese España, pero como Spain is different ya veremos lo que duran los libros pululando (think possitive) así que mucha suerte.

Luis Damián Moreno García dijo...

Gracias por el comentario, Inés.

Entonces, ¿te gustaría centrarte en la interpretación al terminar la carrera?

¿Conservas las amistades que hiciste?

El Bookcrossing es algo personal. Mientras que una persona dadivosa contribuya y comparta su material de lectura, me sentiré orgulloso. Cada persona es un mundo, no podemos medir por el mismo rasero a todos los españoles. El avaricioso que se lleve cinco libros a su casa por el simple hecho de cogerlos no aprenderá ni recibirá nada. Quien no comparta tampoco. Somos muy avariciosos y consumistas, y esta iniciativa nos ayuda a paliar un poco esas facetas negativas de nuestra psique.

Además, existe una buena cantera de Erasmus que necesita libros para mejorar su español. Si llegas a una Universidad y encuentras libros gratis repartidos por ella para mejorar tu nivel de tu querido idioma extranjero, exclamarías: "¿Estoy en el paraíso?" Opino que sí.

Espero que la iniciativa tenga buena recepción. :)

Inés dijo...

Por supuesto que sería el paraiso: la cultura es un derecho no un lujo. Ya no solo para los erasmus sino para todos. En mi pueblo incluso se empezó a trabajar en esta iniciativa y tuvimos un par de MESES con libros gratuitos en circulación, anda y que no se me alegraba a mí el alma cuando los veía por los parques, yo incluso puse alguno. Pero no se sabe muy bien cómo ni el porqué pero desaparecieron (¡vaya!). Algún día hablaremos de qué pienso de la sociedad española y su concepto de gratuito.

Y lo de las prácticas por desgracia no conservo a ninguno, la verdad que fueron amistades pasajeras porque tampoco eran contactos (no me refiero a que solo tenga amistades que sean contactos) sino que cada día trabajaba con uno distinto. Me gustó el buen-rollismo que se respiraba allí aunque no llegaron a algo más fuera del hospital.
Por otro lado lo de la traducción e interpretación... te he dicho que soy sutilezas porque me apunto a las cosas que me gustan en "modo pruebas" para estar segura de que no me gusta y me encanta equivocarme en los gustos. Ahí descubrí que la interpretación me encanta y ya en cuarto con simultánea y cuando fui a la conferencia de CIETO fue sorprendente lo bien que me encontré, así que sí que me gustaría dedicarme a eso, aunque creo que como no tengas el master no haces nada...

Luis Damián Moreno García dijo...

Qué suerte que en tu ciudad se hagan esas iniciativas. En Orihuela no se ha visto cosa semejante jamás.

Pues nada, sigue esforzándote y pronto conseguirás ser una excelsa intérprete.

¡Un abrazo y nos vemos por la universidad! :)

Sandra GM dijo...

Por desgracias, no en todas las universidades las prácticas son obligatorias (en la UV son una asignatura optativa, y hablo del grado) y, cuando además, te tienes que enfrentar a horarios imposibles... Realmente te planteas si vale la pena hacerlas o esperar a acabar la carrera. En mi caso, estoy pensando si las pediré o no por esa misma razón. Respecto al bookcrossing, esa iniciativa me encanta... El año pasado la pusieron en marcha en mi facultad y parece ser que funcionó bastante bien. No participé porque el apego que le tengo a mis libros es demasiado elevado, eso sí, me apenó ver cómo en ocasiones intercambiaban buenas obras por folletos o libretos publicitarios. Creo que debemos mentalizarnos de cómo funciona correctamente, por lo que, en ese sentido, comparto el primer comentario de Inés. Por lo demás, enhorabuena por esas exitosas prácticas y un saludo. :)

Luis Damián Moreno García dijo...

Sandra, te recomiendo que pidas las prácticas en verano, a ser posible, ya que te vuelcas totalmente en tu trabajo y eso se nota en el resultado final. Si prefieres compaginar trabajo y estudios para ver cómo funcionas, adelante.

En mi opinión, terminar la carrera sin haber hecho prácticas es un error. Es cierto que sin una buena teoría no podemos ejercer, pero eso no quita que debamos tener un contacto previo con el mundo real, más allá de un encargo de traducción en una asignatura concreta.

En las prácticas tienes más presión, más responsabilidad, y tu trabajo, si es bueno, se verá reconocido. Nunca sabes quién te puede ofrecer tu próxima traducción. Y si das buena imagen, puede que tus superiores se decidan por ti en un futuro.

Un abrazo y gracias por comentar. ¡Suerte!

Luis.

astrólogo dijo...

Hola Luis Damián,

llevo tiempo intentando publicar un comentario pero el frenético inicio del curso y las tareas multidisciplinares en las que participamos no me han permitido escribir antes.

Quisiera aprovechar para destacar públicamente la labor que has realizado durante la realización de tus prácticas. Más que un alumno en prácticas, has sido un compañero de elevado nivel y responsabilidad con el que he tenido el placer de compartir el trabajo durante un par de meses.

Me alegro mucho que la experiencia te haya resultado positiva y estoy segura que en el futuro encontrarás opciones interesantes para desarrollar, ya que tu perfil e interés destacan sobre el resto.

Un saludo y mucha suerte en tu futuro,

Nuria

Luis Damián Moreno García dijo...

Estas palabras son todo lo que puedo desear de parte de mi jefa.

Gracias a ti por escapar de tu ajetreado puesto de trabajo y dejar unas gotas de ánimo y apoyo.

Un saludo.

Luis

Publicar un comentario

RSS FeedRSS

 
Powered by Blogger